EL RONQUIDO

Hasta hace poco, el ronquido era considerado como síntoma de buena salud, como signo inequívoco de sueño profundo y reparador.

Roncar ha sido hasta hace pocos años, motivo de bromas, chistes y por encima de todo, un incordio para quienes debían soportar al roncador/a.

Pero cuando se descubrió que los ronquidos no resultan tan inofensivos y que pueden esconder una patología considerada como uno de los problemas de salud pública más importantes, DEJARON DE SER OBJETO DE BURLA. Nos referimos al SAHS (Síndrome de Apnea-Hipopnea del sueño), un síndrome que se caracteriza por la aparición de episodios recurrentes de limitación del paso del aire durante el sueño como consecuencia de una alteración anatómico-funcional de la VAS que conduce a su colapso total (APNEA) o parcial (HIPOPNEA), provocando descensos en la saturación de oxiHb y microdespertares múltiples que dan lugar a:

– Un sueño no reparador.

– Somnolencia diurna excesiva.

– Trastornos neuropsiquiátricos, respiratorios y cardiovasculares.

Os presentamos aqui la sesión clínica que expuso nuestro compañero Jose Antonio Amo sobre como valorar inicialmente al paciente que nos consulta porque ronca

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s