Capilaroscopia. Qué es? Para qué sirve? Cómo se hace?

La capilaroscopia es una técnica de diagnóstico no invasiva, simple y económica,  que permite la visualización de la microcirculación de distintas áreas de la superficie corporal, pero sin duda, los registros del pliegue periungueal son más fidedignos y comparables entre sí.

Debido a su accesibilidad, el estudio de la microcirculación cutánea ha despertado gran interés en las enfermedades reumáticas y enfermedades relacionadas con oclusión arterial periférica. De esta manera, la capilaroscopia muestra utilidad no solo en el área de reumatología sinó también en el área de atención primaria. Al ser una técnica incruenta la capilaroscopia no tiene contraindicaciones, por lo que la podemos repetir con frecuencia  y evaluar los cambios que se producen en el paciente en el trascurso del tiempo.

Está indicada en pacientes con fenómeno de Raynaud, acrocianosis, livedo reticularis, úlceras digitales, engrosamiento digital, esclerodermia, enfermedad mixta del tejido conectivo, conectivopatías indiferenciadas, y dermatomiositis. Además puede ser útil para valorar la microvasculatura en pacientes con diabetes mellitus, hipertensión arterial,  e insuficiencia venosa o arterial.

capilaroscopia

La disponibilidad de equipo en nuestro centro me ha motivado a conocer la técnica y aplicarla a nuestros pacientes, siendo una herramienta más, en nuestra práctica clínica diaria.

 

 

 

 

Esclerodermia

La esclerosis sistémica (esclerodermia) es una enfermedad autoinmune del tejido conectivo, de etiología desconocida, que produce fibrosis y cambios degenerativos de la piel, la membrana sinovial y los vasos arteriales con afectación de ciertos órganos internos.

Moritz Kaposi fué un importante dermatólogo húngaro, que descubrió el sarcoma de la piel (Sarcoma de Kaposi) y reconoció la identidad de la esclerodermia en el siglo XIX. El describió la condensación del tejido conectivo, de la piel con multiplicación de las fibras elásticas.

Han pasado muchos años desde las primeras descripciones, pero aún no tenemos claro, cual es la causa principal de le enfermedad.
Aunque las posibilidades de tratamiento son limitadas, es fundamental el reconocimiento precoz y el tratamiento sintomático.

El médico de familia juega un importante papel de seguimiento de estos pacientes, de concretamente en el reconocimiento precoz de la enfermedad, en la afectación de órganos principales, y en aliviar la sintomatología de los pacientes con esclerodermia, en definitiva mejorar su calidad de vida a largo plazo.

A continuación, os presento un caso clinico real vivido recientemente en mi rotación, que nos servira para repasar esta patologia.