Diplopía, ¿Cómo enfrentarnos a ella?

A propósito de un caso clínico que he recibido en urgencias el día de Reyes he realizado está revisión sobre un síntoma relativamente frecuente cuya importancia radica en las implicaciones clínica con la que está vinculada “ La Diplopía ”. 

Diplopia

En este caso se trata de una mujer joven de 38 años de edad, sin antecedentes patológicos de interés,  quien 72 horas previas sufrió de forma accidental un traumatismo en la zona parietal derecha, posteriormente a las 48 horas inicia un cuadro de diplopía que afecta la marcha por lo que consulto a su centro de referencia siendo derivada al hospital más cercano.

A su llegada en el servicio de urgencias la paciente se encuentra en condiciones clínicas estables, con TA 110/80 mmHg, Fc 80, SaO2 basal 99%, normocoloreada, hidratada, consciente. En la prueba del cover test se coloca de manifiesto una diplopía binocular derecha, con afectación de la mirada hacia abajo y a la derecha, acompañada de lateralización de la cabeza hacia la izquierda. Púpilas simétricas, normoreactivas. No nistagmo. En la exploración neurológica no presenta Focalidad neurológica aparente.

En vista de lo mencionado anteriormente tras comentar el caso con adjuntos de guardia, solicitamos valoración con el Serv. De Oftalmología quien revalora a la paciente y se establece como orientación diagnóstica tomando en cuenta en antecedentes traumático y la clínica actual una posible lesión del IV par craneal. El caso también fue comentado con el Serv. de Radiólogía de guardia para la realización de un TAC craneal sin contraste el cual fue normal. En función de ello se decidió la paciente fuera revalorada en unas semanas nuevamente por oftalmología. Por el momento actual sólo es portadora de oclusión ocular en el ojo no dominante. (Nota: Mas adelante en Comentarios publicare diagnostico final y evolucion)

PUNTOS CLAVES a considerar frente a un paciente con Diplopía:

  • La mayoría de las diplopías son binoculares y se deben a una alteración en la alineación de los ejes visuales.
  • El cover test es el método diagnóstico que nos permite distinguir una diplopía monocular de una binocular.
  • En el caso de una diplopía binocular debe realizarse una exploración neurológica que incluya la exploración de todos los pares craneales.
  • En gente joven deben descartarse enfermedades neurológicas como la miastenia grave, sobre todo en caso de que la diplopía se presente junto a una ptosis palpebral, y la esclerosis múltiple.
  • En pacientes de mayor edad, las causas más frecuentes son la mononeuropatía diabética del III par y los accidentes cerebrovasculares.
  • En caso de paresia del III par con afectación pupilar, debe descartarse la presencia de un aneurisma de carótida interna.

Así como podéis ver mi día de Reyes ha sido productivo no sólo porque he estado trabajando sino porque a propósito de este caso clínico me he sentido motivada a realizar está revisión que comparto con vosotros. Un saludo y hasta la próxima.

“Ojo con el ojo rojo”

El ojo rojo puede estar ocasionado por un espectro de causas muy variadas (infecciosas, traumatismos o agentes externos, alergias, enfermedades reumáticas), que se expresan por un enrojecimiento parcial o global del ojo (conjuntiva, iris, esclerótica).

Aunque las consultas por ojo rojo son frecuentes, y en un estudio realizado en varios países europeos supuso el 6% del total de consultas de atención primaria, los estudios epidemiológicos realizados son escasos. No se han encontrado estudios que muestren cuál es la tasa de incidencia en la población general, ni la tasa de consulta en medicina de familia por este síntoma. Tampoco de ha identificado u estudio amplio que describa la prevalencia, con un estándar diagnóstico, de los diferentes diagnósticos. No se han hallado estudios de concordancia interobservador de los signos y síntomas ni estudios que validen la utilidad de los mismos.

Como residente de 3er año de MF y C, he atendido al menos, una veintena de patologías asociadas al ojo rojo, tanto en servicios de urgencias como en la consulta de AP. La mayoría de las causas fueron patologías de fácil control y seguimiento y otras, las menos, verdaderas emergencias médicas que necesitaron el manejo integral por oftalmología y reumatología. Ojo, una buena aproximación diagnóstica, puede salvar el ojo de aquellos paciente con patologías de consideración banal!.