Anticoncepción de urgencia y Actualización sobre anticoncepción hormonal

En esta oportunidad me he sentido motivada a realizar una revisión sobre la Anticoncepción de urgencias y la anticoncepción hormonal a partir de un artículo publicado en el diario el Mundo hace unos meses titulado “Las españolas quieren saber más sobre la píldora del día después”, lo que a su vez me llevo a preguntarme a mi misma sobre mis conocimientos respecto a este tema.

1242145116_0 Ciertamente entre los métodos anticonceptivos disponibles merece una consideración especial la anticoncepción de urgencias que consiste en la toma de un fármaco o la inserción de un dispositivo intrauterino después de un coito vaginal desprotegido, con el cual se pretende disminuir del número de embarazos no deseados y por tanto el número de interrupciones voluntarias del embarazo y para ello es imprescindible el conocimiento correcto y generalizado del Levonogestrel, Acetato de ulipristal y el dispositivo intrauterino de cobre, no solo de ellos sino también sobre la anticoncepción hormonal ya posterior a una demanda de una anticoncepción de urgencias es parte de nuestra función informarle sobre un método de protección de uso regular para evitar volver a encontrarse con una nueva situación de riesgo. ellaone1

Actualmente en nuestro medio la anticoncepción hormonal constituye el segundo método anticonceptivo más utilizado. Se estima que cerca de 3 millones de mujeres utilizan anticonceptivos orales combinados no sólo por la protección anticonceptiva, principal motivo, sino también por sus beneficios adicionales como regular el ciclo, alivio de molestias menstruales o mejora de la piel o del cabello.

Por todo ello es necesaria la implicación de los profesionales sanitarios en especial desde atención primaria para mejorar la información y la asistencia en materia de anticoncepción.

Para saber mas:

Toxoplasmosis y embarazo

En esta ocasión, y con su permiso, nos permitimos rebloggear una entrada sobre el Toxoplasma y las embarazadas que ha publicado nuestra compañera ginecóloga Dra. Myriam Ribes, del servicio de ginecologia y obstetricia del H. Mateu Orfila de Maó, en su blog personal Ginesexologia en donde aborda cuestiones que nos planteamos (y nos plantean) a menudo en nuestra consultas con las embarazadas como ¿Que me pasa si me infecto estando embarazada? ¿Como se previene la infección al feto? o Medidas para evitar el contacto con Toxoplasma Gondii. Muy interesante, la felicitamos desde aquí por su labor, también docente, dirigida mas al gran público.

Este es un avance a su entrada:

GineSexologia

El Toxoplasma y las embarazadas: buscándole tres pies al gato

En vista de las controversias que surgían ayer en la fanpage de “Sa Comare” os prometí que haría un post sobre el Toxoplasma.  Espero que con ello pueda clarificaros un poco el tema, aunque de por sí es bastante impreciso.

TaquizoitoDentro de las múltiples dudas que se plantean ante un embarazo siempre se encuentran las que versan sobre el tristemente famoso Toxoplasma:

– ¿Seré inmune a la enfermedad?

– ¿Puedo tomar jamón?

– ¿Tengo que matar al gato?…

Pobrecitos gatos. Aunque participen en el ciclo vital de esta enfermedad, no son culpables de ningún crimen ni hay que condenarles al exilio ni mucho menos a la pena capital: hay otras medidas más eficaces a tomar que luego os explicaré.  Pero hablemos primero del verdadero culpable: el Toxoplasma.

¿Qué es la toxoplasmosis?

Es una infección provocada por un parásito microscópico, un protozoo llamado Toxoplasma gondii.  Es una enfermedad que suele ser leve, pero que si se adquiere durante el embarazo puede infectar al bebé a través de la placenta y ocasionar malformaciones congénitas cuya gravedad es muy variable.

¿Cómo se produce la infección?

La toxoplasmosis es una zoonosis, es decir, una enfermedad que puede pasar de animales a seres humanos.  Para ello el T. gondii pasa por dos ciclos vitales y tres formas de vida diferentes. Complicado, pero os lo explico:

                                          ...Seguir leyendo en Ginesexologia: toxoplasma y embarazadas

¡Alerta Farmacéutica!

“Doctora,  quiero cambiar mis pastillas anticonceptivas”

DianeEn esta última semana varias pacientes que asistieron a la consulta pidieron cambiar sus pastillas anticonceptivas DIANE 35 DIARIO.  Sabían que este fármaco se estaba retirando del mercado, algunas por las noticias en los periódicos y otras porque la amiga se lo comentó…

La primera paciente con este motivo de consulta era natural de Marruecos, de 35 años de edad, sin antecedentes médicos de interés. Venia tomando Diane 35 Diario por recomendación de una de sus amigas desde hacia 1 año sin ninguna complicación.

Al comentar el caso a mi tutora me dijo que había una alerta farmacéutica sobre la combinación de acetato de ciproterona con etinilestradiol  y que en Francia ya las habían retirado. Lo primero que hice fue revisar la bibliografía y en efecto estas pastillas tenían una alerta de la Agencia Europea del Medicamento.

Me surgieron un montón de dudas:

¿Qué es una Alerta farmacéutica?

¿Cuáles son las indicaciones para el uso de esta medicación? ¿Esta paciente cumplía esas indicaciones?

¿Que este medicamento tenga una alerta quiere decir que debemos suspender el uso a nuestros pacientes?

¿Qué daños podría causar?

Existen pacientes que toman Diane con indicación correcta (ancé moderado-severo). Si desean dejar de tomarlo debido a la alerta ¿Cómo podríamos reemplazar esta medicación?

Aquí os dejo una breve revisión sobre el tema

INICIO DE LA REVISIÓN DEL BALANCE BENEFICIO-RIESGO DE LOS MEDICAMENTOS QUE CONTIENEN ACETATO DE CIPROTERONA EN COMBINACIÓN CON ETINILESTRADIOL

ALERTAS FARMACÉUTICAS Y RETIRADAS DE MEDICAMENTOS DE USO HUMANO POR DEFECTOS DE CALIDAD: INFORMACIÓN ADICIONAL

Vulvovaginitis

Las molestias vaginales, son muy comunes en la población general y representan un motivo frecuente en la consulta de atención primaria. Por lo cual el médico de familia debe estar preparado para afrontar a estas pacientes.

Durante la rotación de “Atención a la Mujer” he podido asistir a numerosas consultas de este tipo abordadas por el ginecólogo y me he dado cuenta que gran parte de ellas pueden ser tratadas desde la atención primaria, lo que aparte de disminuir costos (tema de moda en estos tiempos) y la espera que supondría la consulta especializada de cara al inicio del tratamiento oportuno.

En primer nivel de atención, muchas ocasiones nos vemos “frenados” ante estos temas bajo la excusa de no contar con los materiales necesarios para realizar un examen ginecológico completo, como puede ser la ausencia de perneras para las camillas entre otros; sin embargo, la mayoría de las veces basta con una posición cómoda de la paciente que permita la exploración adecuada, lo que es posible en una camilla normal.

El flujo vaginal es un signo común no necesariamente patológico, por lo que el  tratamiento empírico (frecuentemente utilizado en nuestras consultas) no siempre debe ser la primera opción. Es por esto que cobra suma importancia además de una historia clínica completa y detallada un examen físico que comprenda la visualización de los genitales y según sea pertinente, un tacto vaginal y/o una especuloscopia que facilite la toma de muestras (tan sencillas como un frotis o una simple toma de pH del flujo) para orientar el diagnóstico y así evitar reconsultas y tratamientos “ensayo-error”.

En general se acepta que las causas mas comunes de vaginitis son la vaginosis bacteriana, candidiasis y tricomoniasis. El manejo y la prevención a menudo son complicados debido al incompleto conocimiento de la patogénesis de varias condiciones clínicas asociadas con la enfermedad. La precedencia de mas de una infección puede originar signos y síntomas mixtos. En estos casos, el diagnóstico microbiológico es necesario pero en muchas ocasiones no disponible. Se desconoce en gran medida la complejidad del ecosistema vaginal y la interacción entre diferentes bacterias y la inmunidad local. No ha sido claramente establecida terapia estandarizada en situaciones únicas como la mujer embarazada, post-menopáusica, diabéticas y mujeres infectadas con VIH.