Actualización de la Estrategia Balear de la Enfermedad Renal Crónica 2014 (I)

EstrategiaERC Hace dos años se puso en marcha la Estrategia Balear de la Enfermedad Renal Crónica con el objetivo general de mejorar la salud renal de la población balear adulta. Con el ánimo de actualizar los criterios de derivación de Atención Primaria (AP) a atención especializada, optimizar el manejo del paciente con deterioro renal y de consolidar el consenso del documento inicial, se han elaborado una serie de manuscritos así como sesiones de formación las cuales nos llegan de forma magistral a través de nuestro compañero del CS Verge del Toro Jose Antonio Amo Fernandez y que daremos a conocer aquí a traves de 2 entradas.

La Enfermedad renal crónica (ERC) es un problema de salud con una prevalencia cercana al 9% en población general, aunque su prevalencia aumenta progresivamente con el envejecimiento (el 21,4 % en mayores de 64 años) y con otras patologías como la diabetes de tipo 2, la hipertensión arterial y la arteriosclerosis.

Sin embargo, parece evidente que no todos los usuarios con ERC evolucionarán a la diálisis o a un trasplante, ya que muchos fallecerán por causas vasculares antes de llegar al tratamiento renal sustitutivo.

La identificación precoz de estos usuarios permite mejorar la morbimortalidad a largo plazo y disminuye los costes, tanto para los usuarios como para el sistema sanitario, puesto que se identifican en las fases iniciales las causas reversibles de insuficiencia renal, disminuye la velocidad de progresión de la enfermedad, se reduce la morbimortalidad cardiovascular asociada y, en caso de llegar a la enfermedad renal avanzada (ERC estadios 4 y 5), se prepara adecuadamente a los usuarios para el tratamiento renal sustitutivo.

En esta primera entrada de hoy nos centraremos primordialmente en diagnosticar y clasificar correctamente la ERC

Para repasar:

La sesion de hoy se complementa perfectamente con una primera sesion informativa que se dio hace 1 año y que ya publicamos en Agora Docente:    Estrategia ERC en Baleares

Estrategia Enfermedad Renal Cronica IB 2011-2015 
Documento de consenso sobre la ERC (2012)
Anuncios

Cáncer de Próstata. ¿Qué podemos hacer desde la Atención Primaria?

El pasado dia 5 de junio de 2014 participé como ponente en la I Jornada de Cáncer de Próstata organizada por el Área de Salud de Menorca y coordinada por la Dra. Yasmin Afonzo (Servicio de Oncologia) y el Dr. Javier Lacueva (Coordinador de la Unidad de Cuidados Paliativos). El objetivo del evento fue actualizar los conocimientos sobre este tipo de cáncer desde el primer nivel asistencial hasta los últimos cuidados al final de la vida.

Male prostate anatomy lateral view

En el año 2012 se diagnosticaron en España  27.853 nuevos casos de cáncer de próstata. Es la primera causa de cáncer en hombres. En ese mismo año fallecieron 5.481 varones siendo la tercera causa de muerte tras el cáncer de pulmón y colonrectal.

En las últimas décadas, en los países occidentales, la mortalidad por cáncer de próstata presenta una tendencia descendente. Esta reducción de la mortalidad, sin embargo, no parece que pueda atribuirse al cribado con PSA y sí a una mejora en los tratamientos.

En esta sesión se revisan la situación actual del cribado poblacional del cáncer de próstata y la sospecha diagnóstica inicial de este tipo de cáncer.

El debate del cribado poblacional con PSA sigue abierto pero cada vez disponemos de más pruebas que lo desaconsejan ya que genera más daños que beneficios. Esta actividad preventiva podría ser beneficiosa en varones con un mayor riesgo, como aquellos con antecedentes familiares de cáncer de próstata. Estos representan el 9% del total de este tipo de cáncer y se refieren a aquellos familiares  afectados menores de 60 años de primer grado (padre o hermano con cáncer de próstata) o bien que aparezcan dos casos en la misma linea familiar.

En cuanto a la sospecha clínica en la consulta del médico de familia de este tipo de cáncer no tenemos buenas notícias. La mayoría de los casos son asintomáticos o se manifiestan como una prostatitis o una hipertrofia prostática benigna. La variación en los niveles de PSA solicitados por estas causas pueden generar la sospecha diagnóstica.

Bibliografia

Heidenreich A, Bastian PJ, Bellmunt J, Bolla M, Joniau S, Mason MD et al. Guidelines for prostate cancer. European Association of Urology, 2012.

Ilic D, Neuberger MM, Djulbegovic M, Dahm P. Screening for prostate cancer.  Cochrane Database Syst Rev. 2013, issue 1. Art. No.:CD004720.

Virginia A. Moyer, MD, PhD, on behalf of the U.S. Preventive Services Task Force. Screening for Prostate Cancer: U.S. Preventive Services Task Force Recommendation Statement.  Ann Intern Med. 2012;157(2):120-34.

PSA-based screening for prostate cancer. Too many adverse effects. Prescrire Int. 2012;21(130):215-7.

Miller AB. New data on prostate-cancer mortality after PSA screening.N Engl J Med. 2012;366:1047-8.

Better doctors, better patients, better decisions. Envisioning health care 2010. Gigerzenzer H, Muir JA editor. Strüngmann Forum Reports. The MIT Press. Cambridge 2011.

Marzo-Castillejo M, Nuin-Villanueva MA ,Vela-Vallespín C  Recomendaciones en contra del cribado de cáncer de próstata con antígeno prostático específico. Aten Primaria. 2012;44(7):377-378. 

Priego Artero M,Victoria Ruiz I.Cáncer de Próstata.3clics. Atenció Primària Basada en l’Evidència

Sandhu GS, Andriole. Overdiagnosis of Prostate Cancer.J Natl Cancer Inst Monogr 2012;45:146–151

Autor:  Txema Coll. Médico de Familia. CS Verge del Toro.

Conflictos de interés. La Jornada fue patrocinada por la industria farmacéutica pero el autor no recibió ninguna remuneración por impartir esta sesión.