Recibiendo a un paciente un día cualquiera en urgencias…

Este es un caso de un paciente real, que aunque no me llegó a mi personalmente, me parece que es muy interesante porque de él podemos aprender varias cosas.

1) Recordar el abordaje inicial de un paciente séptico, como muy bien lo había revisado nuestra compañera Eli en publicaciones anteriores; la importancia de una fluidoterapia generosa y de antibioterapia precoz.

2) Tener en cuenta que al servicio de urgencias puede llegar cualquier patología, desde una amigdalitis sin más, a casos no tan frecuentes como puede serlo una endocarditis, y que tenemos que tener una mente abierta y perspicaz para que no se nos pasen signos clínicos que puedan ser la clave para llegar al diagnóstico.

3) Revisar un poco las nuevas recomendaciones sobre el diagnóstico y el tratamiento de la endocarditis, y sobre la necesidad o no de profilaxis.

4) Recordar la importancia de la asepsia y la antisepsia en todos los actos médicos por inocuos que parezcan,  para así prevenir posibles infecciones y evitar la iatrogenia.

Guía de práctica clínica para prevención, diagnóstico y tratamiento
de la endocarditis infecciosa (nueva versión 2009) (Versión corregida el 3/10/2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s