Crisis Comiciales en el SUAP

 Una de las fundaciones para la lucha contra las enfermedades epilépticas, la Fundación Michael en Hamburgo, ha adoptado este cuadro como marca de su trabajo, ya que incluye claramente aspectos fundamentales de la epilepsia: tanto médicos como psico-sociales. El cuadro fue pintado hacia 1965 por un paciente anónimo en una terapia de pintura. El pintor muestra toda la problemática de su enfermedad, sublimizándola en un homenaje al también enfermo de epilepsia Vincent van Gogh. La dominante cortina roja, a la vez símbolo de la agresión (en el color) y ocultamiento (está medio cerrada), muestra que el pintor era muy consciente de su situación. Éste esconde el sufrimiento tras la cortina, le da el color rojo agresivo, que desde antaño simboliza el poder y la maldad. En la ventana se ve el cielo de la Provenza, azul profundo con pájaros negros volando - los pájaros, que en tiempos pasados encarnaban la peste, el diablo y los demonios de la enfermedad, y que también pintó van Gogh en su último cuadro "Campo de cereales con cuervos" 1890. En el cuadro que aquí se muestra, está van Gogh tirado en el suelo con el gran mal (grand mal), los miembros contraidos en una crisis tónica (es decir con elevada tensión o hipertonía muscular), los ojos desorbitados. La silla caída muestra la violencia con la que el enfermo cayó al suelo, durante la crisis. La paleta descansa intacta - Señal de que por una parte la crisis convierte cualquier otro quehacer en insignificante, y por otra que la enfermedad crónica de la epilepsia puede coartar al afectado atrozmente en su vida cotidiana profesional y creativa. Por encima de todo, la cortina roja, que también se refleja en el rostro de van Gogh, mientras que el azul de los ojos enormemente desorbitados refleja el azul del cielo, como un rayo de esperanza.

La cortina roja o Hommage à Vincent.
(imagen de http://www.epilepsiemuseum.de)

Una crisis comicial es la manifestación de una descarga anormal, sincronizada y excesiva de neuronas corticales. Por lo general son episodios breves, paroxísticos y autolimitados, en cambio, se trata de uno de los cuadros que más stress crea en los pacientes, en los familiares y, en muchas ocasiones, también en el personal sanitario que las atiende.

Dependiendo del área cerebral afectada, la crisis tiene manifestaciones diversas (motoras, sensitivas, psíquicas, etc.).

Se habla de epilepsia cuando el paciente sufre crisis recurrentes.

Los informes más recientes indican que un adulto de cada 200 presenta epilepsia. Si se incluyen las convulsiones asociadas a fiebre en los niños menores de 5 años y los que sólo han tenido un episodio convulsivo, la estadística aumenta a una de cada 80 personas, lo cual explica su frecuencia en los servicios de Urgencias.

Es por este motivo, por el que decidimos realizar una revisión del tema y el protocolo de actuación en nuestro Servicio, el SUAP de CS Canal Salat de Ciutadella.

Las causas de la epilepsia pueden ser:

• De causa genética (conocida o presumida), también llamadas idiopáticas.

• Secundarias a distintos procesos que pueden afectar a la actividad cerebral. En ellas se puede identificar una causa desencadenante (lesiones traumáticas cerebrales, lesiones vasculares, tumorales, infecciones, atrofias, malformaciones o trastornos de la estructura de la corteza cerebral).

Existen determinadas circunstancias que pueden relacionarse con la aparición de crisis:

• La primera causa es el abandono de la medicación o el olvido de las tomas.

• Alteraciones del ritmo sueño-vigilia, especialmente la privación del sueño.

• Alcohol.

• Estrés físico (cirugía, infecciones, traumatismos) o psíquico (estados de ansiedad emocional).

• Cambios hormonales: los estrógenos facilitan la aparición de crisis epilépticas, mientras que la progesterona la disminuye. Los anticonceptivos orales no exacerban las crisis, pero es necesario que el médico revise la compatibilidad entre la medicación antiepiléptica y los anticonceptivos prescritos.

• Drogas y fármacos: la cocaína y las drogas de síntesis pueden causar crisis epilépticas o aumentar la frecuencia. La ingesta excesiva de cafeína en algunos casos puede incrementar la frecuencia de crisis.

Algunos medicamentos, en especial los antidepresivos, antipsicóticos y los estimulantes del sistema nervioso, pueden inducir crisis en pacientes que estaban controlados, así como la supresión brusca de benzodiazepinas.

• Las luces intermitentes, la televisión, el ordenador y los videojuegos sólo afectan a las personas con epilepsias fotosensibles, que son el 2% de todas las epilepsias.

• Enfermedad cerebrovascular: las lesiones isquémicas u hemorrágicas son epileptógenas.

• Tumores cerebrales.

• Traumas craneales, fracturas craneales, heridas penetrantes.

• Infección del sistema nervioso central.

Bibliografía:

3 pensamientos en “Crisis Comiciales en el SUAP

  1. Me encanta que se hable de este tema. muchos lo sufrimos , pero hasta las familias nos lo hacen esconder. Esta totalmente estigmatizado desde épocas remotas, Somos personas totalmente normales, activas y cualificadas para cualquier trabajo, sin embargo las empresas no nos quieren, nos echan a la primera de cambio y el INSS nos deniega las incapacidades. ¿entonces? en que grupo quedamos, en donde nos buscamos la vida, La coyuntura social y laboral actual nos envía a la marginalidad. No solo es injusto sino que es cruel.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s