Densitometría ósea: ¿Cuándo NO pedirla?

Este no es el título de la sesión que se presentó el pasado viernes en el centro de salud, pero posiblemente sería la pregunta que obtendría mejores respuestas cuando uno se plantea pedir esta prueba tan cuestionada.

La densitometría ósea permite medir la densidad mineral ósea y es un factor de riesgo independiente para presentar una osteoporosis pero no un criterio diagnóstico para esta enfermedad. Sabemos que más de la mitad de las fracturas se producen en aquellos pacientes con densidad mineral ósea normal y que la edad  y los antecedentes personales de fractura son los  factores con mayor peso para producir una  fractura, especialmente de cadera que es la que genera más morbimortalidad.

El método de elección para medir la densidad mineral ósea (DMO) es la DEXA (absorciometría dual de rayos X). Sin embargo, esta prueba presenta algunas limitaciones:

  1. Mide la DMO pero no la microestructura, ni el remodelado ni la geometría ósea.
  2. Es una prueba imprecisa y con unos criterios arbitrarios.
  3. La capacidad para predecir una fractura vertebral o de cadera es baja, con un VPP del 7% en una incidencia del 3% equivalente a mujeres de 70 años y del 36% en una incidencia del 10% equivalente a mujeres mayores de 80 años.
  4. Una sola medición indica el valor actual pero no la tasa de pérdida de masa ósea.
  5. La variable de medida es la T-score  (compara el valor del paciente con el de referencia en la población de edad adulta joven del mismo sexo y raza), pero solo es válida para mujeres postmenopáusicas de raza blanca y en varones  mayores de 50 años.

No existe actualmente un consenso  acerca de cuándo indicar una densitometría ósea en la osteoporosis, aunque sí queda claro que  NO HAY QUE RECOMENDARLA como estrategia poblacional de cribado para reducir el riesgo de fractura. Las diferentes sociedades y organizaciones establecen la indicación de una densitometría en función de dos estrategias:

  1. Basadas  en poblaciones de riesgo. Algunas sociedades (National Osteoporosis Foundation (NOF), Sociedad Internacional de Densitometría Clínica(ISCD), Asociación de Endocrinólogos Clínicos (AACE), United States Preventive Services Task Force (USPSTF) ,Academia Americana de Médicos de Familia y Sociedad Canadiense de Osteoporosis) recomiendan realizar la prueba a mujeres mayores de 65 años pero se basan en evidencias limitadas.
  2. Basadas en búsquedas de casos de alto riesgo. El National Institute Health (NIH) y The National Osteoporosis Guideline Group (NOGG) recomiendan  esta estrategia. La NOGG han desarrollado el algoritmo  FRAX  que determina la probabilidad de presentar una  fractura a los 10 años a partir de diferentes factores de riesgo. Sin embargo, la incidencia de fractura es diferente en cada país y a pesar que en el nuestro  se ha estimado el riesgo de fractura, no se disponen de análisis económicos que permitan establecer el punto de corte a la hora de iniciar el tratamiento farmacológico.

Hasta aquí estamos de acuerdo y además ya sabemos que no hay consenso en nuestro país. Pero algún criterio habremos de seguir, ¿no?

En esta sesión nos hemos basado en la propuesta de la  Guía de Práctica Clínica sobre Osteoporosis y Prevención de Fracturas por Fragilidad para decidir cuando hay  que solicitar una densitometría ósea, a pesar de la polémica surgida por la posibles irregularidades en el proceso de elaboración y por su dudosa aplicación práctica

Esta guía recomienda  pedir una densitometría en los siguientes supuestos (ver presentación):

  1. RIESGO DE FRACTURA POR FRAGILIDAD.
  2. CONFIRMACIÓN DE FRACTURA POR FRAGILIDAD O RADIOGRAFIA SOSPECHOSA.
  3. CONTROL DEL TRATAMIENTO FARMACOLÓGICO DE LA OSTEOPOROSIS
  4. SEGUIMIENTO DEL TRATAMIENTO CRÓNICO CON ESTEROIDES
  5. HIPERPARATIROIDISMO ASINTOMÁTICO.

En el caso de las mujeres postmenopáusicas, la propuesta de la Guía de Recomendaciones para la valoración y tratamiento de la Osteoporosis Primaria en mujeres de la Comunidad de Madrid -basada en el cálculo del riesgo de fractura- nos parece más práctica y más razonable para decidir  cuando solicitar  o NO una densitometría ósea.

De todas formas, el tiempo nos dirá si la indicación de una densitometría nos va aportar más daños que beneficios…

Txema Coll. EAP Verge del Toro

2 pensamientos en “Densitometría ósea: ¿Cuándo NO pedirla?

    • Crec que queda més clar el quan no demanar-la que quan si.
      De totes maneres, això de l’osteoporosi es tindrà que enfocar d’una altra manera. Potser incidint més amb el risc de caiguda que de fractura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s